DG DESCANSADERO DEL ARROYO RIOSEQUILLO

ANCHURA LEGAL: NO PROCEDE   Nº INVENTARIO CAM:
SUPERFICIE CLASIFICACIÓN 1966
37.654 m2
SUPERFICIE PROPUESTA DESLINDE 1998
37.654 m2
SUPERFICIE SOBRE CARTOGRAFÍA
39.890 m2

Estamos ante uno de los descansaderos más bonitos, situado en la ladera este que mira al arroyo Riosequillo, nombre antiguo del Membrillo. Posee preciosas vistas sobre el arroyo y el cerro de la Casa Patatas, en Galapagar.

Es totalmente accesible y muy fácil de delimitar por vallados y por el propio arroyo. Llaman la atención los dos mojones que hay justo en su entrada, al atravesar un pequeño arroyo. El situado más al norte parece auténtico; el otro no lo es. Antaño dispuso de un camino que lo circundaba por el sur —la colada de Navalapielga, que lo atraviesa—, del que aún quedan vestigios, como ciertas alineaciones de piedras que lo delimitan.

Entre las muchas cosas interesantes que ofrece este descansadero está la vegetación del arroyo, donde podemos ver grandes fresnos que nunca han sido desmochados, algo inusual por estos pagos. Es zona de refugio de los mamíferos más esquivos —como la jineta—, que se mueven a lo largo del bosque de galería con libertad.

Hasta hace pocos años, este arroyo recibía vertidos sin depurar. Ahora, la gran mayoría son depurados por la EDAR Colmenarejo Este, aunque no todos, como nos advierte el olfato. Estamos, también, en plena zona de minería antigua.

 

RESUMEN DE AFECCIONES GRAVES  
 No existen para este descansadero.

 

  Las flechas blancas señalan los límites de este descansadero, que son relativamente fáciles de distinguir sobre el terreno, algo que no suele ser habitual.
  El descansadero abarca una finca casi completa y parte de otra, junto al arroyo. Hay que recordar que, aunque estos terrenos pudieran estar escriturados a nombres de particulares, dichas escrituras son nulas de pleno derecho, ya que el suelo pecuario es inalienable e imprescriptible. No obstante, en este como en otros muchos casos, estos terrenos de vías pecuarias deberían estar registrados a nombre de la Comunidad de Madrid.
 

Dos mojones (uno de ellos no es original) señalan la entrada a este descansadero. La colada de Navalapielga, que nos ha traído hasta aquí, gira a la derecha, pero sin dejar rastro evidente sobre el terreno. El camino continúa por la izquierda hacia una finca, cuyo cerramiento marca el límite norte del descansadero.

Coordenadas UTM 415360-4487980

 

Este es el camino que lleva a la finca. No es vía pecuaria, pero es suelo pecuario a partir de la valla de piedra hacia la derecha.

Coordenadas UTM 415372-4488014

 

Al topar con el vallado de la finca que hay al final del camino, giramos al este, siguiendo el cerramiento. En el límite del descansadero.

Coordenadas UTM 415369-4488069

 

Cuando el vallado gira hacia el norte, la linde del descansadero se dirige al arroyo Riosequillo en dirección E-SE. De ahí en adelante, el límite es el propio cauce del arroyo.

Coordenadas UTM 415452-4488101

 

Las vistas son espectaculares y el lugar, silencioso y solitario. Cualquier época del año es buena para recorrer estos parajes, pero hay que evitar los días de caza porque, aunque no se puede cazar en suelo pecuario, esta limitación no se respeta lo más mínimo.

Coordenadas UTM 415471-4488112

 

Y como prueba de ello, tenemos este chamizo montado para acechar la caza. Mucho nos tememos que, además, esté pensado para caza mayor, que no se puede practicar en esta zona. Irregularidades por todas partes.

Coordenadas UTM 415485-4488077

 

Vista desde cerca del límite del descansadero hacia el interior.

Coordenadas UTM 415485-4488077

 

Cambiamos de escenario y vamos a recorrer el límite oeste y sur. Nada más entrar al descansadero, giramos a la derecha. Se trata de una zona muy húmeda en la que nace un arroyuelo de escasa entidad. Este es, de momento, el límite oeste. Dejamos a la derecha esta zona húmeda y pronto encontramos un vallado de contención (en la foto) que marca el límite sur. 

Coordenadas UTM 415415-4487901

 

Seguimos el vallado en dirección este-oeste hasta que, en las proximidades del arroyo, gira bruscamente hacia el sur. Basta con seguir la dirección que llevaba hasta toparnos con el arroyo para trazar la linde por el sur.

Coordenadas UTM 415553-4487885

 

Recorremos ahora el arroyo, hacia el norte, con el fin de cerrar completamente el perímetro del descansadero. A escasos metros del cauce, este vallado de piedra separa las dos parcelas que afectan a este descansadero. El cartel no puede ser más engañoso: ni estamos en un coto, ni es suelo privado, ni se puede cazar.

Coordenadas UTM 415549-4487944

 

En esta época del año —invierno—, la vegetación de hoja caduca permite una visión más “abierta” del arroyo. El resto del año, el cauce es un bosquete frondoso e impenetrable.

Coordenadas UTM 415554-4487979

 

Las siguientes tres fotos están tomadas en el interior del descansadero.

Coordenadas UTM 415492-4488025

 

La línea de vegetación del arroyo marca el límite de nuestro descansadero. Al fondo, el cerro de la Casa Patatas, en Galapagar.

Coordenadas UTM 415431-4488049

 

Algunos roquedales y enebros llaman poderosamente la atención. Hay rincones verdaderamente estéticos y sugerentes.

Coordenadas UTM 415427-4487942

Volver al menú del Inventario de Vías Pecuarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *